¡Y por fin llegó! El primer viaje de 2017 solo se hizo esperar un mes y medio, ¡nos íbamos a Holanda! Concretamente nuestra aventura nos llevaría hasta Ámsterdam, capital de los Países Bajos. Esta ciudad llevaba mucho tiempo marcada en rojo y ya en el pasado estuve a punto de pisarla, por lo que era una espinita clavada. El viaje nació como regalo por mi cumpleaños, y además coincidíamos allí con el cumpleaños de Marta. Un 2 en 1. ¡Vente a descubrir la bella ciudad de los canales, la marihuana, los museos y el Barrio Rojo!

Ámsterdam

Localización de Ámsterdam dentro de Europa

La visita a la capital holandesa fue de 4 días e intentamos aprovechar al máximo el tiempo para poder realizar el mayor número de actividades. A pesar de ser una época de lluvia abundante, tuvimos bastante suerte e incluso llegamos a atisbar algún que otro rayo de sol. Es una ciudad muy viva y segura, con muchísimo turismo y un gran abanico cultural, así como una noche llena de vida, con sus famosos coffeeshops donde está permitido la compra y consumo de marihuana. Como dato de interés, aunque sea ilegal fumar por la calle, en el centro histórico de la ciudad la policía es permisiva y lo tolera.

Iamsterdam, frente al Rijksmuseum

La ciudad surgió alrededor del siglo XII, siendo inicialmente un pequeño pueblo de pescadores. A medida que la ciudad aumentaba, su comercio fue aumentando, teniendo una gran importancia su comercio con las Indias.

82

Visitamos la Heineken Experience, situda en una antigua fábrica de la marca

Los dos grandes artistas de los que presume la ciudad son Rembrandt y Van Gogh, estando muchas de sus obras en museos de la ciudad. De igual manera, la Casa de Ana Frank (a través de su famoso diario) también se posiciona como un punto clave histórico de la ciudad, a través del prisma de la II Guerra Mundial. Este último enclave, muy visitado, no formó parte de nuestro viaje, ya que seleccionamos otros puntos de interés debido al poco tiempo que disponíamos. Si forma parte de vuestro viaje os aconsejo que lo reservéis a través de Internet, ya que se forman una colas brutales (podéis comprar los tickets aquí).

3

Museo Van Gogh, en Museumplein

Una de las cosas que más se disfruta de la ciudad es el hecho de poder recorrer todo el centro histórico a pie para llegar prácticamente a cualquier lugar sin necesidad de ningún medio de transporte. Esto se da debido a que es una ciudad con muchos puntos de interés concentrados, ya que en Ámsterdam el espacio se aprovecha al máximo, como pudimos comprobar en la disposición de sus características casas. Aún así, es posible que tengáis que coger el tranvía alguna que otra vez para llegar a puntos más alejados. En este enlace os dejo información sobre los mismos, aunque recomiendo hacerse con un plano de la ciudad nada más llegar, donde aparecen las diferentes rutas de los mismos sobre el propio mapa.

7

Patatas fritas con mayonesa. Manjar de dioses.

En nuestro viaje no faltaron todos los tópicos y lugares más característicos de la ciudad: recorrer la ciudad a pie de punta a punta junto a sus canales, una visita al Barrio Rojo, unas patatas fritas con mayonesa, la Heineken Experience, el museo Van Gogh, la visita al estadio del Ajax o una instantánea en las famosas letras de I amsterdam.

Amsterdam Arena, sede del Ajax

Ámsterdam ofrece la posibilidad de realizar excursiones de un día a diferentes pueblecitos que se encuentran a su alrededor. Los lugares más visitados desde allí son Zaanse Schans, Edam, Marken y Volendam. Ya que no teníamos mucho tiempo, y a que en febrero anochece bastante temprano, nos decantamos por visitar tan solo Zaanse Schans, que nos ofrecía una visión reconstruida de como era la zona en los siglos XVIII y XIX, con molinos, caminos y casitas muy pintorescos. En una época con más horas de sol es posible visitar todos estos lugares en mismo día y podéis encontrar información de como llegar de manera muy sencilla en la red. En el mapa de abajo os dejo la localización de cada uno.

8.jpg

Excursiones de un día desde Ámsterdam. A la izquierda Zaanse Schans.

Zaanse Schans, con sus característicos molinos de viento

A continuación muestro los detalles principales del viaje, así como la organización principal de este, dividido por días:

Duración: 4 días. 17 – 20 Febrero de 2017.

Compañero/s de viaje: Marta, compañera preferida de viaje/vida.

Modo de llegada: Vuelo de ida Sevilla – Ámsterdam (Schiphol) con Transavia y vuelta Eindhoven – Sevilla con Ryanair (los precios son un misterio ya que fueron un regalo por mi cumpleaños). Estos fueron adquiridos en Julio del año anterior, si no, puede llegar a ser difícil conseguir buenas tarifas. Viajamos desde Cádiz por lo que llegamos a Sevilla a través de bus.

Alojamiento: Nos alojamos en el Stayokay Amsterdam Vondelpark, red de albergues que funciona por toda Holanda, en habitación doble con baño privado y desayuno incluido, por 225,97€/total, es decir, 28,2 €/noche/persona. En el post del primer día se muestran fotos y la ubicación exacta del hotel. El alojamiento estaba genial, muy enfocado a gente joven y mochileros, con muchas salas de ocio y un bar con fiestas temáticas algunos días de la semana. Viendo la oferta existente en Ámsterdam, con precios muy inflados en muchos casos, esta opción es altamente recomendable, sobre todo para grupos.

175.JPG

¡Celebrando el cumpleaños de Marta!

En los diferentes posts de los días que pasamos en la ciudad os muestro los detalles de cada lugar que visitamos, así como datos prácticos para su visita. Aquí podéis encontrar mucha información acerca de la oferta cultural y de ocio de la ciudad.

Ámsterdam tiene un olor especial…

Día 1: Llegada + Tour Barrio Rojo + Primera hamburguesa

Día 2: Llegada + Bloemenmarkt (Mercado de las Flores) + Freetour + Museo Van Gogh + Heineken Experience

Día 3: Zaanse Schans + Tarde de cervezas + FoodHallen

Día 4: Amsterdam Arena (Ajax) + Último paseo + Vuelta a la realidad