Amanecía Sábado, fin de semana por delante y además de viaje en el extranjero. Más era abusar. Íbamos a aprovechar la mañana caminando por la ciudad hasta llegar al Reichstag (Parlamento Alemán), en el cual teníamos visita programada. La tarde la aprovecharíamos para la Topografía del Terror y los aledaños de Postdamer Platz. ¡Vamonos que nos vamos!

MapaBerlinDia3.JPG

Punto de interés del día 3 en Berlín

Tal como os comenté en días anteriores, nuestro hotel se encontraba cerca de una de las avenidas de tiendas más famosas de la ciudad: Kurfürstendamm (1). De esta manera nos encaminamos a ella y nos íbamos a perder por los alrededores. Consumismo a flor de piel.

116.JPG

Otoño desde nuestra habitación

Subimos la avenida y llegamos hasta la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm (2), famosa en la ciudad como símbolo de la II Guerra Mundial (otro más y van…). La particularidad de este templo es que esta medio destruido. Es una pena que joyas como estas se perdieran durante la Guerra para siempre, haciendo este símbolo reflexionar en ello. La verdad es que impresiona. Se puede acceder a su interior de forma totalmente gratuita. Nosotros no llegamos a entrar ya que era aún temprano y estaba cerrada.

106

Totalmente fuera de lugar con respecto a su entorno…

Frente por frente a la Iglesia se encuentra uno de los grandes centros comerciales de la zona: el Europa Center. Fue el primer gran centro comercial de la ciudad. En él podéis encontrar tiendas como Saturn, la tienda oficial del Hertha de Berlín, un KFC, y una larga lista de tiendas con nombres impronunciables.

La avenida Kurfürstendamm fluye hasta Tauentzienstraße donde se pueden encontrar más tiendas y aún más grandes. Ya en ella nos adentramos en otro Dunkin Donuts para desayunar. ¡Somos amantes de los donuts rellenos de Nutella! (¿Y quién no?).

109

Como diría Chiquito de la Calzada: «Jorrrrllll»

En esta avenida, hay una escultura muy fotografiada, titulada Berlin, que expresa la naturaleza dividida de la ciudad durante la Guerra Fría. La oportunidad de la foto perfecta con el la Iglesia Memorial al fondo llama desde lejos.

111.JPG

Escultura Berlín 

Como broche final de esta zona tan turística y lujosa, se encuentra el centro comercial más exclusivo y conocido de la ciudad, con un aire al famoso Harrods londinense: el KaDeWe (3). Este lugar es enorme y se puede encontrar prácticamente de todo. Una de las grandes bazas del lugar es el sector culinario de la sexta planta, con comida de muchísimos tipos y lugares, así como las vistas desde su última planta. Nosotros solo hicimos mirar y mirar, que por ahora no cobran.

Siguiendo la vuelta mañanera, y como nos cogía de camino, nos acercamos hasta la chulísima puerta que da acceso al Zoo de Berlín (4), con un elefante enorme de piedra a cada lado. Pude entrar en mi última estancia en la ciudad y el zoo es uno más de entre tantos, solo aconsejable si pasáis muchos días en la misma.

Y llegamos hasta uno de los lugares más bonitos de la ciudad, y uno de mis parques favoritos de toda Europa: Tiergarten (5). Este nace alrededor de una rotonda donde se encuentra la Columna de la Victoria, una monumental columna que conmemora la victoria de Prusia en la Guerra de los Ducados en 1864. Es uno de los símbolos más conocidos de la ciudad y es visitable, aunque nosotros lo dejamos de lado.

121.JPG

La Columna de la Victoria al fondo, en el centro de Tiergarten

Tiergarten, más que un parque, parece un bosque en mitad de la ciudad. En otoño el lugar está de cuento, con senderos donde merece la pena perderse. Un paraje único.

Tras deambular por el parque y respirar tranquilidad salimos de lleno a la Puerta de Brandenburgo (6). Cuesta imaginar como esta estuvo en tierra de nadie y casi abandonada durante todos los años que estuvo de pie el muro. Hoy día es el mayor símbolo de la ciudad y brilla con luz propia.

126

Y antes de la visita al Parlamento, ¡una de Currywurst! En la propia avenida un poco para adelante. Riquísimo de nuevo.

La visita al edificio del Reichstag (7), donde se reúne el Parlamento Alemán (Bundestag), la reservamos con dos meses de antelación. Es totalmente gratuita y consta de un tour por el edificio (hay opción de varios idiomas entre ellos el castellano) y finalmente una visita a tus anchas por la azotea del edificio y su impresionante cúpula. Se puede hacer a través de la página web habilitada. Queda a dos minutos de la propia Puerta de Brandenburgo.

Edificio del Reichstag

El edificio en sí es una pasada, y su historia tampoco se queda atrás. Construida a finales del siglo XIX, quedo destruida tras la II Guerra Mundial, y reconstruida en 1956. La reforma actual, incluida su cúpula, data de los años 90, gracias al arquitecto inglés Norman Foster. Como dato curioso una pareja de artistas, Christo y Jeanne-Claude, envolvieron el edificio en 1995, acto artístico  que tuvo gran repercusión en la época.

La entrada al edificio está dotada de grandes medidas de seguridad. Tras la entrada al mismo, una empleada nos recogió en el hall de entrada y empezamos el tour guiado. En él nos contaron el funcionamiento del parlamento, así como trozos de historia del edificio. Las paredes con pintadas de los soldados soviéticos en 1945 al fin de la guerra son increíbles, y el hecho de que se hayan conservado da muestra del carácter del país.

Pintura realizada dos días después de la redención del ejército Alemán

El salón de plenos del edificio, donde se reúnen los parlamentarios, también es una espacio muy bonito, y desde el mismo se puede observar en el techo la cúpula de la azotea. Brilla en su interior el enorme águila imperial que domina la sala, el Bundesadler, también obra de Norman Foster y de 2,5 toneladas de peso. Nos imaginamos a Angela Merkel sentada en su lugar y mirándonos fijamente.

Tras la finalización del tour, interesantísimo, tuvimos la oportunidad de acceder a la azotea y su enorme cúpula. Se pueden conseguir audio guías para su visita totalmente gratuitas. Desde ella se tienen unas vistas panorámicas extraordinarias de la ciudad, y se va ascendiendo a través de una rampa que la rodea por su interior. Nos pareció una pasada, y no se puede perder su visita por nada en el mundo si vais a Berlín.

Nuestra próxima parada sería culinaria tras tomar el metro hasta Checkpoint Charlie, cerquita de nuestro próximo destino, una de pizzas en el Domino´s (8). Dos pizzas y refrescos por 20,46€. Este lugar nunca falla.

131

Tras la comilona nos movimos hasta el destino cercano: la Topografía del Terror (9). Este lugar es una galería compuesta por exposiciones de imágenes con historia sobre el cuerpo de policía secreto de Hitler: la GESTAPO. Abre durante todos los días de la semana y su entrada es gratuita.

El edificio se sitúa justo donde se encontraba la sede de este cuerpo secreto, y en su exterior se encuentra un trozo de muro. Algunas de las imágenes de las que está compuesta la galería son terribles, con muestras inhumanas. Sin embargo, pensamos que es una visita obligatoria. Toda la información sólo es posible encontrarla en inglés y alemán, y la estancia puede dura alrededor de una hora.

Judío siendo acosado

Nuestro día terminaría alrededor de Postdamer Platz (10), una de las plazas más emblemáticas de la ciudad. Pudimos encontrar un gran ambiente y es que ya habían montado un mercadillo de Navidad, tan carismáticos y especiales en toda Alemania. Especialmente famosa es la cúpula del Sony Center, que de noche se ilumina con una gama de diferentes colores.

Bajo esta cúpula podéis encontrar comercios, restaurantes y uno de los cines más concurridos de todo Berlín, en el cuál tiene lugar el Festival de Cine de Berlín.

Nosotros tomamos una cerveza por la zona y aprovechamos para visitar diferentes tiendas y el centro comercial LP12 Mall of Berlin que se encuentra en los alrededores de la plaza. Habíamos cenado tanta pizza que no teníamos ni hambre, aunque en la planta alta de este centro podéis encontrar muchísimos tipos de comida de diferentes lugares del mundo, muy aconsejable si queréis comer por la zona.

¡Berlín, poderosa la fuerza en ti es!

Y a descansar que nos fuimos con muchos momentos en el día a nuestras espaldas, ¡Todavía quedaba mucho por hacer y disfrutar!

Berlín. Noviembre 2016. Organización y planificación

Día 1: Llegada + Freetour + Biergarten + Vuelta nocturna

Día 2: Campo de concentración de Sachsenhausen + East Side Gallery + Partido Bundesliga en Olympia Stadium

Día 4: Barrío Judío + Catedral + Barrio Nikolaiviertel + Mercadillo Mauer Park

Día 5 – 6: Berlín subterráneo + Isla de los Museos + Barrio Kreuzberg + Vuelta a la realidad