Tras trabajar el viernes por la mañana e irnos directo hasta el aeropuerto, sobre las 16.30h ya estábamos tomando un avión rumbo al Aeropuerto París Orly (1), al sur de la ciudad. En dos horas, con siesta incluida, aterrizábamos listos para aprovechar toda la tarde. Saliendo del aeropuerto se topa fácilmente con las diferentes paradas de autobuses.

Puntos destacados del primer día

No hay más que fijarse bien y dirigirse hacia OrlyBus, que conecta al centro de la ciudad por 8,30€ por pasajero en menos de una hora. La opción más rápida a un precio asequible. El aeropuerto más importante de la ciudad queda al norte, el Charles de Gaulle, y si llegáis a este, la opción de tren (RER B), es sin duda la mejor.

El OrlyBus nos llevó hasta Denfert Rochereau (2) (aquí se encuentran las Catacumbas de París y que si tenéis tiempo es una parada obligatoria), donde una parada de metro del mismo nombre conecta con las líneas 12 y 6. Haciendo cálculos con los día que estábamos y la cantidad de veces que íbamos a tomar el metro, nos decidimos por viajar con billetes sueltos, a un precio de 1,49€ por trayecto dentro de la zona central. Tenéis toda la información de transporte aquí. Nosotros tomamos la línea 6 rumbo este hasta Nation, donde se encontraba nuestro alojamiento, Hotel Camelia Nation (3), y desde donde partían otras lineas hacia el centro. Un hotel simplón pero muy bien ubicado y a un precio correcto para lo que vimos, sin desayuno incluido. Y es que París como ya os imagináis, es bastante caro.

El cuadro del caballo es… (completa la frase)

Dejamos nuestras cosas y volvimos a la misma linea de metro para dirigirnos hasta el primer punto de nuestro fin de semana: el barrio de Montparnasse. Un barrio de artistas y bohemios, lleno de tiendas antiquísimas y bares con encanto. En todo París, si os fijáis, las sillas de las terrazas se encuentran apuntando a la calzada. Y es que a los parisinos les encanta ver la vida pasar ante sus ojos mientras se toman algo o leen el periódico o un buen libro.

Montparnasse en una estampa típica

Nos bajamos en la parada de Montparnasse Bienvenüe, que dejaba a los pies de unas las construcciones más gigantescas de la metrópolis: el Tour Montparnasse (4). Un edificio de 209 metros altura, datado de 1973 y desde el cual obtener una de las mejores vistas de toda la ciudad, con una Torre Eiffel imponente con el sol a sus espaldas. Allí, a sus pies, nos encontramos con nuestros compañeros de viaje: Aketza y Goizalde, que habían llegado desde otro alojamiento.

Y aquí viene al truco para ahorrar. Si se sube a la última planta, la azotea, es posible disfrutar de las vistas pagando un precio de 18€ por persona. Sin embargo nosotros optamos por quedarnos una planta abajo, la 56, en el restaurante Le Ciel de Paris. Hicimos una espera de 20 minutos y nos dejaron pasar a la barra para tomarnos una cerveza y disfrutar de las vistas desde allí. Pedimos 2 cervezas para los 4, al precio de 10€ el botellín, por lo que las vistas nos costaron tan sólo 5€ por persona. Como veis hay que tirar de picaresca. Las vistas son espectaculares y si además el cielo es el del atardecer aún mejor que mejor. Por supuesto también es un lugar ideal para cenar, aunque los precios son altos.

Desde Le Ciel de Paris

Desde allí bajamos a recorrer los alrededores, disfrutando de la zona, hasta dar con La Creperie de Josselin (5), una crepería que nos habían recomendado y que son tan típicas de la ciudad. Pagamos por una bebida y un crepe para cada uno un total de 57,50€, unos 30€ por pareja. Estaban muy ricos y el lugar tenía bastante encanto.

Seguimos paseando sin rumbo por el encanto del barrio, donde se veía mucho ambiente con gente tomándose algo en sus muchos bares y restaurantes. Finalmente nos decidimos por uno de ellos para tomarnos unas pintas (a 5,90€ cada una) y disfrutar de la noche y la compañía antes de retirarnos a descansar.

Una de las mejores partes de cualquier viaje: acabar el día con una cerveza

Al día siguiente tocaba caminata gorda por todo el centro de París.

 

París. Junio 2018. Organización y planificación.

Día 2: Museo del Louvre + Arco del Triunfo + Torre Eiffel + Barrio Latino

Día 3: Catedral de Notre Dame + Sacré-Coeur + Barrio de Montmartre + Vuelta a la Realidad