Un buen helado le alegra al día a cualquiera, siendo todo un imprescindible en cualquier época del año. El que diga que sólo pegan en verano tendrá que vérsela con nosotros, unos amantes absolutos de este ente maravilloso. En Madrid podemos encontrar muchísimas heladerías que ofrecen cientos de sabores para chuparse los dedos, algunas de ellas entre las mejores de España.

Como buenos madrileños adoptados y grandes catadores de este manjar, os traemos una lista de nuestras heladerías favoritas. Os dejamos además un mapa con todos los locales, para que podáis ubicarlos perfectamente y veáis cuál es el que tenéis más cerca. Aunque ya os lo advertimos… ¡Vais a querer probarlos todos!

¡Empezamos con algunas de las mejores heladerías de Madrid! ¡Helados al poder!

GIOELIA Cremeria

Esta franquicia heladera, con establecimientos por España, Italia y Rumanía, es una apuesta segura. Su único local en Madrid se encuentra en la Calle Atocha, muy cerca de Antón Martín. Ofrecen, además de helados, tartas, brownies y otros postres italianos.

El personal es super amable, dando a probar el sabor que quieras antes de la elección final. Según nos contaban, su helado más vendido es el «Cremino al Pistacho», una mezcla de chocolate blanco y pistacho. Y tenemos que decir que no nos extraña, ¡está espectacular!

GIOELIA Cremeria. Heladería en Madrid

GIOELIA Cremeria

Kalúa

Seguramente nuestra heladería favorita de Madrid, con gran cantidad de sabores y variedades. Además de helados cuentan con otros postres, como unas tartas con una pinta increíble o granizados. Kalúa ofrece helados 100% artesanales preparados cada día. Poseen varios locales en Málaga, aunque sólo uno en el resto de España, concretamente este de Madrid en la Calle Fuencarral, entre las glorietas de Bilbao y Quevedo.

Cuentan con muchísimas sabores, algunos de ellos incorporados en ocasiones especiales. Si tuviéramos que quedarnos con alguno elegiríamos el de red velvet, cheesecake, milhojas, muerte por chocolate o yogurt. ¡A qué estáis esperando!

Kalúa. Helados artesanales buenísimos

Kalúa. Helados artesanales buenísimos

Gelateria La Romana dal 1947

Otra de las mejores heladerías de Madrid es La Romana dal 1947. Esta franquicia italiana nació en Rimini en 1947 y desde entonces no ha hecho más que expandirse y llevar sus helados a más lugares. Sólo en Madrid cuenta con 5 locales.

Sus helados se caracterizan por ser muy cremosos, deshaciéndose en la boca. Cuentan con muchas variedades diferentes, algunas estacionales y otras que permanecen todo el año. A nosotros nos encanta la «Crema del 1947», una mezcla de vainilla y limón brutal.

Gelateria La Romana dal 1947. Mejores helados de Madrid

Gelateria La Romana dal 1947

Sienna Narváez

Si andáis por la zona de Ibiza o por el este del Parque del Retiro, la heladería Sienna Narváez tiene que ser una parada obligatoria para endulzar la día. Un local pequeño, con sabores que van desde los más tradicionales como la vainilla o el chocolate a variedades más innovadoras como el yogurt con amarena, maracuyá con albahaca o caramelo salado. Toques italianos que alegran corazones.

Tenemos un post ya publicado sobre que ver en el Parque del Retiro que nos os podéis perder si estáis por la zona.

Sienna Narváez en Madrid

¿Os apetece este rico helado de Sienna Narváez?

Popota

Situada en la Calle Pez, en pleno corazón de Malasaña, la heladería Popota ofrece una selección pequeña pero sabrosa de helados y sorbetes. Llegan incluso a atreverse con trampantojos como el «Frankfruit», una especie de perrito caliente a la vista pero que no es otra cosa que un pan brioche dulce relleno de helado.
Según nos cuentan, su variedad «Mago Merlín», compuesta de coco, plátano y maracuyá, fue premiada en 2018 como el mejor sabor del mundo. También destaca el helado de Croissant, del que damos fé que está riquísimo. Ofrecen también opciones veganas y sin lactosa. ¿Alguien salivando por ahí?
Helados Popota en Malasaña

Popota, en la Calle Pez

La Pollería

Desde hace muy poquito Chueca cuenta con un local que ofrece un producto más que peculiar y que se ha convertido en todo un boom en redes sociales gracias al boca a boca. No es otro producto que el pollofre, un gofre con forma de pene con coberturas de chocolate. Sí, tal y como lo lees, La Pollería es un lugar único.
Durante los meses más calurosos comercializan el pollolo, la versión helada, con sabores frutales como fresa, limón o kiwi. Como ellos comentan en su cuenta de Instagram, 17 centímetros de pura frescura. Sin lugar a dudas, bien vale una visita para saciar la curiosidad y lo que haga falta.
El famoso pollofre de Chueca

El famoso pollofre de Chueca.

Rocambolesc

El repostero y heladero Jordi Roca, del famosísimo restaurante El Celler de Can Roca, expandió sus creaciones heladeras con el proyecto Rocambolesc. Un helado que va más allá del sabor y que intenta ser una experiencia por si sola.
En Madrid cuentan con dos locales, uno en la 7a planta de El Corte Inglés de la Calle Serrano y otro en el Mercado de San Miguel. Ofrecen desde helados tradicionales y vanguardistas con diferentes toppings hasta polos con formas extravagantes como El oso de madroño o la cara de Darth Vader, llamado Helado Oscuro.
Rocambolesc en Madrid

Rocambolesc de la Calle Serrano

N2 Lab

Esta heladería lleva al siguiente nivel el arte de fabricar helado, usando para ello nitrógeno líquido delante de nuestros ojos, deleitando con un proceso muy peculiar. Además ofrecen otros productos como el Nitro Waffle, una gofre con helado para los más golosos. Tiene un local en Chueca y otro de reciente apertura en Bravo Murillo, junto a la Glorieta de Quevedo.
N2 Lab, helados con nitrógeno liquido en Madrid

N2 Lab, helados con nitrógeno liquido en Madrid

BICO de Xeado

Esta cooperativa heladera de origen gallego llegó recientemente a la capital, extendiéndose más allá de Pontevedra, A Coruña o Lugo. Cuentan con dos puntos de venta en el centro de Madrid, uno situado muy cerquita de la Glorieta de Bilbao y otro en plena Plaza Mayor.

Para sus elaboraciones 100% artesanales utilizan su propia leche, ordeñada en su granja. Y la verdad es que la calidad se nota, todo un acierto que haya llegado tan lejos. Sabores tienes para todos los gustos. Natillas, avellanas sin azúcar, tarta de queso, requesón con higo caramelizado, mango… ¿Hace falta seguir para convenceros de visitar esta heladería?

BICO de Xeado, de los mejores helados artesanales de Madrid

BICO de Xeado, de los mejores helados artesanales de Madrid

Töto

Otro local que puede faltar en la lista de mejores heladerías de Madrid es Töto, en Malasaña, con helados artesanales hechos a mano que son toda una delicia y un personal super amable. Una parada obligatoria por la zona. Ofrecen opciones veganas, vegetarianas, sin gluten y sin lactosa.
Entre sus helados destacan los sabores de chocolate blanco con lima, el coco de Sri Lanka, el plátano o el sorbete de fresa. ¡Nosotros estamos deseando volver y terminar de probar los máximos posibles!
Töto, mejores helados de Madrid

Töto, otra heladería imperdible de Madrid


¡Y hasta aquí esta ruta heladera por Madrid con las mejores heladerías!
Seguiremos probando y probando hasta encontrar el helado perfecto, no podremos resistirnos. ¡Podéis dejadnos en comentarios vuestros helados favoritos! ¡Nos vemos por las heladerías!