Si el día anterior habíamos tenido la espléndida compañía de Ricardo, este día íbamos a tener otra maravillosa, Nico, uno de sus compañeros. Junto a él pasaríamos el día completo visitando lugares desde la propia Paracas hasta Ica, al sureste. Nos recogió en coche en el hostel junto a nuestro equipaje y nos llevó hasta el embarcadero de acceso a las Islas Ballestas (1), nuestra primera parada.

Puntos destacados del día

Una mañana en mar y desierto

Las Islas Ballestas son una serie de islotes protegidos en el que se pueden observar una cantidad enorme de especies. La excursión, de unas dos horas, se hace en barca descubierta y se aconseja realizarla a primera hora del día, cuando la mar está más calmada. El precio suponemos varía en función de la agencia, al contratar todo junto no podemos deciros bien, aunque estaba gestionada por Paracas Overland. En ella conocimos a Itzi y Xabi, una pareja bilbaína encantadora con la que compartimos otros momentos durante el viaje.

Saliendo hacia las islas

Antes de llegar a las islas, se puede ver el famoso Geoglifo del Candelabro (2), realizado en un trozo de la península de la reserva. Una especie de tridente de 150x85m del que no se sabe mucho sobre su origen. Algunos lo relacionan con la cultura Nazca y sus líneas, otros  dicen que servía de guía para los marineros y otros incluso con teorías más locas. Sin duda llama mucho a la curiosidad.

El geoglifo del candelabro sobre la arena

Ya en las islas, todo el recorrido es alrededor de las mismas, en ningún momento se baja. ¿Qué decir sobre ellas? Espectacular, una colección enorme de especies, una concentración que nunca habíamos visto. Durante el recorrido apreciamos leones marinos, pingüinos y aves como piqueros peruanos, gallinazos, carroñeros, zarcillos o pelícanos. Incluso muchos cangrejos y seres invertebrados como estrellas de mar. Lo dicho, una maravilla. Hay un guía en la embarcación que va explicando todo.

Leones marinos en plena libertad

Algo que llama mucho la atención de las islas es la cantidad de guano que existe, o dicho de una forma no tan fina, excrementos o caquita de ave (jaja). Este guano es un muy buen fertilizante natural, y cada 7 u 8 años es sacado a mano para exportarlo y venderlo. Aún hoy sigue siendo una industria muy lucrativa.

Les faltaba el bingo para que fuera un domingo de playa

En las orillas se apreciaban cangrejos

Una de pelícanos. Se aprecia la cantidad de aves de la que os hablábamos

Una vez de vuelta, Nico nos esperaba para continuar. Y aquí es cuando cambiamos un poco el itinerario debido a un problema que había en ese momento. Como os explicábamos el día anterior, en principio íbamos a realizar un recorrido en buggy por el Oasis de Huacachina, sin embargo, dos semanas antes había habido un accidente y se había prohibido de forma temporal en la zona. Es por ello que, para que pudiéramos disfrutarlo, nos llevaron a realizar esta actividad en el propio desierto de Paracas. La diferencia principal fue que la arena es más gorda y que tal vez no sea igual de bonito. Aún así tuvimos la suerte de poder realizarlo allí y de esa manera, pues si no hubiera sido imposible. Como decimos, el parón era algo provisional. Aseguraros que lo hacéis con una empresa homologada y que ofrezca seguridad.

En plena acción

La actividad es toda adrenalina, algo que nunca habíamos experimentado y que aconsejamos encarecidamente. Llegados a un punto alto de una duna, nos dieron unas tablas y pudimos hacer un poco de sandboarding. El rato fue increíble, en Huacachina debe ser ya la repera limonera.

¿Parecemos profesionales?

El Pisco: la bebida nacional por excelencia

Dejando Paracas atrás, salimos a la carretera poniendo rumbo a Ica. Al norte de esta ciudad, paramos en el siguiente punto: una Bodega de Pisco (3), el famoso aguardiente de uva producido en Perú y Chile (ambos tiene una lucha constante por adjudicarse su invención). En concreto visitamos una pequeña bodega-bar llamada El Catador, donde nos enseñaron como realizan el mismo y nos dieron a probar diferentes variedades.

Cabe decir que con esta bebida se realiza el cóctel más famoso del país, que traspasa fronteras, el Pisco Sour. Una mezcla preparada con esta bebida alcohólica junto a zumo de limón, azúcar y clara de huevo. Existen otra variedades y es todo un must probar al menos uno (tras otro) durante la estancia en el país.

Restaurante en el que probamos comida criolla

Almorzamos en un lugar cercano llamado El Chaparral (4), con unos jardines y una zona muy tranquila. Allí pedimos chicharrón de pollo, cerdo a la brasa y un par de refrescos por un total de 70 soles/≈18€/total. Estaba todo espectacular. Típica comida criolla.

Una atardecer mágico entre dunas

¿Un oasis entre dunas disfrutando de la caída del sol abrazados? Sí, esa era la última parada del itinerario del día, el Oasis de Huacachina (5). Un lugar paradisíaco entre grandes dunas, donde tuvimos tiempo para andar entre montañas de arena y sentarnos a contemplar. Una maravilla que disfrutamos como niños pequeños. Abajo junto al oasis, hay hoteles y lugares de ocio donde los viajeros suelen hospedarse. Otro imprescindible del día.

Estuvimos como dos horas a nuestro aire, hasta que bajamos y Nico nos trasladó hasta la estación de autobuses de Cruz del Sur de Ica (6). Nos despedimos dándole las gracias por todo, el día sin él no hubiera sido ni la mitad de bueno, no hay nada como una buena compañía. Teníamos el bus a las 19.20h rumbo a Nazca (4,90€/persona), nuestro siguiente punto del itinerario. Tuvimos un rato para ver Ica, una ciudad muy ruidosa y caótica. Dos horas más tarde llegábamos a nuestro destino, esperaban…

¡Las líneas de Nazca! 🙂

 

Perú. Agos-Sept 2018. Organización y planificación

Día 1: Lima. Miraflores + Cambiar dinero

Día 2: Paracas. Reserva Natural de Paracas

Día 4: Nazca. Líneas de Nazca + Cementerio de Chauchilla + Acueducto de Cantalloc + Planetario Maria Reiche

Día 5: Arequipa. Freetour + Museo Santuarios Andinos + Monasterio de Santa Catalina

Día 6-7: Valle del Colca. Reserva Nacional de Salinas + Mirador de Patapampa + Yanque + Baños termales + Cruz del Cóndor

Día 8: Puno. Lago Titicaca (Isla de los Uros + Isla de Taquile) + Sillustani

Día 9: Cuzco (1). Freetour + Plaza de Armas + Qorikancha + Mercado Central de San Pedro + Barrio de San Blas + Centro de Qosqo de Arte Nativo

Día 10: Cuzco, Valle Sagrado (2). Pisac + Tambomachay + Pukapukara + Q´enqo + Sacsayhuamán

Día 11: Cuzco, Valle Sagrado (3). Chinchero + Moray + Salineras de Maras + Ollantaytambo + Llegada a Aguas Calientes

Día 12: Cuzco, Valle Sagrado (4). Machu Picchu

Día 13: Cuzco y alrededores (5). Montaña Arcoiris o de los 7 colores

Día 14: Iquitos. Amazonas peruano

Día 15-16-17-18: Selva del Amazonas. Amazon Muyuna Lodge.

Día 19: Lima. Plaza de Armas + Monasterio de San Francisco + Parque del Amor + Vuelta a la Realidad