¿Quién decía aquello de que los viajes están para descansar? Pues tercer día consecutivo que nos levantábamos antes de las 4 am. Tocaba abandonar Cusco y volar hasta el norte del país, de lleno al Amazonas peruano. En este post os contamos que ver y hacer en Iquitos en un día, aprovechando al máximo el tiempo para disfrutar de sus lugares turísticos.

Que ver y hacer en Iquitos en un día: lugares turísticos más importantes

Nos esperaba por tanto Iquitos, la ciudad más grande del mundo sólo accesible por el propio río Amazonas o por aire. Un lugar totalmente diferente a lo que habíamos visto hasta entonces. Estaríamos un día en la ciudad antes de pasar 4D/3N en un lodge en mitad de la selva.

Vuelos Cusco - Lima - Iquitos

Recorrido con escala para llegar desde Cusco a Iquitos

Mapa lugares turísticos de Iquitos

Mapa lugares turísticos destacados de Iquitos

Como llegar a Iquitos desde Cusco

En el momento de nuestro viaje, sólo había una compañía que ofrecía vuelos directos, LATAM, sólo que lo hacía un par de días a la semana y a nosotros nos venían mal. De ese modo tuvimos que coger dos vuelos con escala en Lima. El primero con Peruvian (50€/persona) y el segundo con Vivair (47€/persona). No tuvimos ningún problema y a eso de las 13.30h aterrizábamos en Iquitos.

Llegando a nuestro hotel en Iquitos

Desde el coche que nos transportaba al hotel

Nuestra elección de alojamiento

Cómo ya habíamos leído, la calor era sofocante con 30-32 grados todo el año y mucha humedad. El propio hotel que habíamos reservado, Hotel Época (1), ofrecía servicio de recogida gratuito desde el aeropuerto. Nos recogió un coche, y tal como salimos vimos que aquello era otro mundo. Muchísimas motos tuk tuk (triciclos) con gente local iban y venían cual enjambre. En definitiva, nos encantaba.

Transporte en Iquitos: tuk tuk

El tuk tuk es el transporte más utilizado en Iquitos

Donde dormir en Iquitos

Nos encantó la fachada de nuestro hotel, nos recordaba a Lisboa

Maravillados con sus fachadas de azulejos

Nuestro cuerpo pedía a gritos pasear y tener un día relajado. Pudimos comprobar como la ciudad contaba con muy pocos turistas y como las casas más humildes se juntaban con otras en ruinas con fachadas extraordinarias de azulejos. Destellos de una época pasada cuando la ciudad vivía la fiebre del caucho.

Iquitos, vistas al amazonas

Impresionados con las vistas que teníamos ante nuestros ojos

Azulejos: lugares turísticos de Iquitos

Azulejos

Plaza de Armas de Iquitos

Andamos pegados al malecón viendo el río y la selva al otro lado, hasta llegar a la Plaza de Armas (2). En una de sus esquinas se encuentra la conocida Casa de Fierro, una casa de hierro diseñada por Eiffel en París en 1860 y traída pieza a pieza años más tarde para el deslumbre de todos. Cuanto menos curioso.

Plaza de Armas de Iquitos

Plaza de Armas de Iquitos

Una de las tiendas de la Plaza de Armas

Una de las tiendas de la Plaza de Armas

Malecón: la zona ideal para pasear y tomar algo con vistas

La zona del malecón más pegada a la plaza es la que cuenta con los bares y restaurantes más concurridos. Nosotros nos decidimos por comer algo en Fitzcarraldo (3). Pagamos 87 soles por una lasaña boloñesa, un medallón de cerdo con salsa a la pimienta, pan de ajo y refrescos. Todo estaba bastante rico. La tranquilidad de la ciudad nos hizo relajarnos por completo e ir directos a una siesta con aire acondicionado (jaja).

Iquitos, una de sus calles

Detalle de la ciudad

Alternativas de visita: Barrio flotante de chabolas de Belén

Por cansancio dejamos de lado visitar otros puntos turísticos de la ciudad, como el barrio flotante de chabolas de Belén (4) o un par de museos como el de barcos históricos. Hay veces que la propia sensación de saberse en un lugar tan diferente lo llena todo. No necesitas más. Eso es vida.

Que ver y hacer en Iquitos, el amazonas peruano

Una de las instantáneas del día

A la tarde/noche volvimos al malecón a tomarnos un par de cervezas muy frías y seguir soñando despiertos con todo lo que habíamos vivido hasta ese momento… ¡y aún quedaba el Amazonas más profundo!

Donde comer en Iquitos 2

Nos fuimos a la cama tras cenar pan de ajo e Inka Cola