Sonaba el despertador alrededor de las 3.30h de la mañana en un hotel más de Aguas Calientes. Salíamos de la cama como un resorte con una ilusión viajera cargada de nervios. No nos lo creíamos, ¡íbamos a visitar al fin las ruinas de Machu Picchu! En este post, os reunimos por un lado, toda la información práctica para visitar lugar, y por otro, de forma más breve, nuestra propia experiencia, intentado ofrecer una guía para visitar Machu Picchu por libre lo más completa posible. Es muy importante, para su total disfrute, leer y conocer aunque sea un mínimo sobre su historia. Ya os adelantamos que ninguna foto hace justicia a ver el lugar con tus propios ojos.

Guía para visitar Machu Picchu por libre

Con el sol asomando por primera vez en el día

Guía para visitar Machu Picchu por libre

Cómo os contábamos, Aguas Calientes es un pequeño pueblo turístico a los pies de las ruinas, creado por el auge del turismo para albergar a los muchos viajeros que se hospedan la noche anterior antes de visitar el lugar. A continuación os dejamos la información más importante para programar vuestra visita a Machu Picchu. Cabe decir que cada poco tiempo van cambiando la forma de acceder para preservar el lugar, por lo que conviene informarse bien y actualizarse.

Puntos importantes que se hablan en el post: (1) Aguas Calientes, (2) Ciudadela de Machu Picchu, (3) Montaña Huayna Picchu y (4) Montaña Machu Picchu.

Puntos importantes que se hablan en el post: (1) Aguas Calientes, (2) Ciudadela de Machu Picchu, (3) Montaña Huayna Picchu y (4) Montaña Machu Picchu.

¿Qué tipos de boletos puedo adquirir?

Para visitar las ruinas se puede adquirir tres tipos diferentes de entrada. Las mismas, al seleccionarlas, vienen con un rango de horario en el cual poder entrar. El acceso en el recinto se supone limitado en tiempo, aunque sin salir nadie va a llevarte fuera.

  • Boleto 1 «Machupicchu»: este boleto sólo da acceso a las ruinas propias de la ciudadela (también llamada Llaqta).
  • Boleto 2 «Machupicchu con montaña Waynapicchu»: este segundo tipo da acceso también a la ciudadela y además ofrece un trekking hasta la cima de la montaña Waynapicchu o Huaynapicchu. Este montaña es el pico puntiagudo más alto que podemos ver cuando vemos la imagen más típica si buscamos  Machu Picchu en la red. Es la opción que elegimos nosotros y la más común. Las vistas de la ciudadela desde la cima son espectaculares y la caminata ida y vuelta es de alrededor 2-3 h con una dificultad media/baja. Yendo tranquilo no hay ningún problema.
El pico de la montaña Huayna Picchu se observa arriba a la izquierda. También conocido como la nariz del inca. Abajo la ciudadela

El pico de la montaña Huayna Picchu se observa arriba a la izquierda. También conocido como la nariz del inca. Abajo la ciudadela

  • Boleto 3 «Machupicchu con montaña Machupicchu»: ofrece de nuevo el acceso a la ciudadela y en este caso la subida a la montaña Machupicchu. Si de nuevo vemos la típica imagen de internet, esta cima nos queda a la espalda de la perspectiva. Cómo veis el nombre puede engañar. La subida también es accesible a toda condición y en este caso las vistas que ofrece son más panorámicas de la zona.
Fotografía tomada desde la cima de Huayna Picchu

Fotografía tomada desde la cima de Huayna Picchu. Sobre la ciudadela, el pico más puntiaguado es la montaña Machu Picchu.

Donde comprar las entradas para Machu Picchu: costes y precios

Para comprar los boletos la mejor opción es hacerlo a través de la página web oficial del gobierno. Se pueden comprar los diferentes boletos en función del horario o día que queramos siendo aconsejable hacerlo con al menos 2 o 3 meses de antelación en el caso de que se quiera subir a alguno de los dos picos (boletos tipo 2 y 3). Si es una fecha muy señalada, puede que incluso antes. Si sólo se desea visitar la ciudadela, no habrá tanto problema. Nosotros pagamos un total de 208,06 soles/56,75€/persona por nuestra opción.

Ciudadela de Machu Picchu

Ciudadela de Machu Picchu

También se pueden conseguir boletos y el tour completo de un día desde Cusco con alguna agencia de la propia ciudad, aunque tendrá un sobre coste obvio y además difícilmente se conseguirá subir a algún pico. Se aconseja sólo hacerlo de este modo de forma extraordinaria.

Como llegar a Aguas calientes desde Cusco o Ollantaytambo

  • Opción 1: Camino Inca. Seguro que habéis oído hablar de esta caminata. Dura varios días y hay muchas personas que no conciben llegar a Machu Picchu si no es a través de este camino de piedras milenarias. ¿El problema? Hay que realizar la reserva con mucha más antelación incluso que las entradas y se pierden muchos días si se dispone de poco tiempo en el país. Nosotros nos quedamos con la espinita.
  • Opción 2: a través de una las dos compañías ferroviarias que operan desde Ollantaytambo o Poroy (20 min en coche desde Cusco): Perú Rail o Inca Rail. Fue la opción que tomamos nosotros y es extremadamente cara. La ida la hicimos con Inca Rail desde Ollantaytambo por 60€/persona y la vuelta a la misma ciudad con Perú Rail por 94€/persona. Cómo veis una bestialidad. A la vuelta puede ser mejor llegar a Poroy, ya que en taxi/van són sólo 20 min hasta Cusco. Sólo se puede acceder al tren con una mochila pequeña de espalda.
  • Opción 3: en van hasta Hidroeléctrica, la opción más barato con diferencia. Desde Cusco a través de alguna agencia, se puede realizar un trayecto en furgoneta de unas 5 horas hasta un punto donde se encuentra una central hidroeléctrica. Desde allí se puede llegar hasta Aguas Caliente caminando en unas 2 o 3 horas. El problema de esto es que se necesita más tiempo, de ahí que no sea rentable en muchas ocasiones.

Como llegar a las ruinas de Machu Picchu desde Aguas Calientes

Una vez en Aguas Calientes, es necesario realizar otro traslado hasta el acceso a las ruinas, que quedan a más altitud.

  • Opción 1: caminando alrededor de una hora. Es una gran paliza y se hará a oscuras si se quiere subir a primera hora. Pensando en toda la caminata del día, sólo es aconsejable si se quiere ahorrar dinero a toda costa o para la bajada si no hay prisa.
  • Opción 2: en bus, la que elegimos nosotros. El precio en su momento fue de 24 dólares ida y vuelta con la empresa Consettur. Se pueden comprar los tickets por adelantado en su web o directamente en una oficina que hay en Aguas Calientes. Si se quiere esta segunda opción, cabe decir que por la noche cierran cerca de las 22h y por la mañana abren a las 5h. Nosotros tuvimos que comprarlas por la mañana, uno se fue a la cola del bus y otro a comprar los tickets. Abajo, en nuestra experiencia, os decimos las colas que se forman y como gestionarlo.
Un sol radiante en las ruinas de Machu Picchu

La felicidad no está pagada…. el postureo tampoco jaja

¿Es mejor visitar las ruinas por la mañana o por la tarde? ¿Cómo adquirir los servicios de un guía?

Es una decisión totalmente personal. A nosotros nos encantaba la idea de ver como iba amaneciendo sobre las ruinas y tenemos que decir que nos pareció increíble. Aún con toda la gente que visitan las ruinas cada día, no nos sentimos agobiados en casi ningún momento y disfrutamos muchísimo. También es verdad que tuvimos suerte de que ese día no hubiera casi nada de niebla. Por la tarde, a última hora, el lugar también debe poseer una magia espectacular.

Detalle de la ciudadela de Machu Picchu

Detalle de la ciudadela

Para contratar un guía para la visita a la ciudadela, se realiza desde el propio pueblo abajo con vuestro hotel o alguna agencia, o directamente contratando en in situ con los muchísimos que veréis a la entrada. Si se dispone de una entrada con montaña, se podrá salir y entrar una vez más. Ojo que en el interior no hay servicios.

Nuestra propia experiencia en Machu Picchu: subiendo a Huayna Picchu (o Wayna Picchu)

Cómo os hemos ido desgranando, a las 4 de la mañana ya nos encontrábamos en la cola que se forma para coger los primeros autobuses que suben hasta la entrada a las ruinas. El lugar exacto os lo dejamos en este enlace. Queríamos llegar lo antes posible y ya puestos poco nos importaba madrugar más o menos. Sobre las 5.30h tomamos el bus y en 20 minutos nos encontrábamos arriba, con las puertas aún cerradas.

Cola para el bus, en Aguas Calientes

Cola para el bus, en Aguas Calientes

La típica foto de Machu Picchu: desde la Casa del Guardián

Toda la gente a nuestro alrededor se encontraba igual de exaltada que nosotros. Una vez las puertas abiertas, entramos caminando por letreros que indicaban el circuito 1, y llegamos hasta la Casa del Guardián, donde se nos presentó ante nuestros ojos la imagen que todo el mundo tiene en la cabeza al visitar las ruinas. No había niebla, y todo lo que os podamos decir con palabras será poco comparando con esa postal. Fue un momento mágico, algo que nunca olvidaremos y que siempre será parte de nosotros.

Indicaciones dentro de las ruinas de Machu Picchu

Siguiendo las indicaciones

Tenemos que decir, que antes de la visita nos habíamos informado y leído mucho acerca de las ruinas… y menos mal. Tuvimos una mala experiencia con un guía que habíamos cogido el día anterior en el hotel de Ali y José, una pareja que nos acompañaba. El guía era malo y maleducado, teniendo que dejar el tour a mitad porque no nos daba tiempo de subir a la montaña en nuestros horarios (nos habían asegurado que no tendríamos problema). Por suerte a la vuelta nos devolvieron el dinero, e igualmente, nada iba a afear la visita.

En el punto de acceso a la montaña de Huayna Picchu (o Wayna Picchu)

En el punto de acceso a la montaña de Huayna Picchu, con el pico donde llegaríamos al fondo

Alcanzando la cima de Huayna Picchu (o Wayna Picchu)

Los puntos de acceso a ambas montañas están indicados por toda la zona, y si no siempre se le puede preguntar a cualquier guía o trabajador. Cómo ya os comentábamos arriba, el trekking hasta la cima Huayna Picchu (o Wayna Picchu) fue espectacular. Hay que ir con bastante agua y caminar despacio, pues aunque cualquier puede hacerlo, en algunas puntos el oxígeno dice hasta luego. Las fotos de sus vistas hablan por si solas.

Desde la cima de Huayna Picchu (o Wayna Picchu)

Desde la cima de Huayna Picchu

La imagen más increíble desde la cima de Huayna Picchu

La imagen más increíble desde la cima de Huayna Picchu

Al bajar, y para disfrutar con tranquilidad de la ciudadela inca, tuvimos que salir y volver a entrar, ya la visita es one way, por lo que no se puede ir volviendo atrás. Este punto es importante que lo sepáis para que hagáis fotos y os mováis a vuestro ritmo. Pensar en como vivían los incas 500 años atrás en este lugar y como lo edificaron hacen que se pongan los vellos de punta. Igual de interesante es la historia de como fue descubierto a principios del siglo pasado, una ciudad totalmente olvidada.

Detalle de la cima

Donde comer en Aguas Calientes

Al salir, sellamos nuestro pasaporte con el sello de Machu Picchu… y sí, lo sabemos, es una gran turistada, pero nos hacía ilusión. La cola de bajada en bus iba bastante rápida y sobre las 12 y media ya estábamos saliendo hacía Aguas Calientes. Para comer, nos fiamos de TripAdvisor y andamos hasta un restaurante llamado Mapacho. Viendo lo turístico que es todo, acertamos de lleno, pagando un total de 87 soles/24€.

La cola para bajar hasta Aguas Calientes en bus

La cola para bajar hasta Aguas Calientes en bus. Al fondo se encuentra la entrada al recinto de las ruinas.

De vuelta a Cusco desde Ollantaytambo

Tomamos el tren de vuelta hasta Ollantaytambo, con unas vistas chulísimas durante todo el recorrido. Eso sí, nos montaron un show de disfraces y productos típicos con música a todo trapo que no nos dejó ni cerrar los ojos… con lo que vale el trayecto. Una vez en el destino, por 20 soles/persona cogimos un transporte a una de las personas que se ofrecen en la puerta de la estación y en 2 horas llegamos a Cusco.

Tren de Aguas Calientes a Ollantaytambo

En ese momento teníamos más sueño que el mayordomo de Batman

Allí, no nos dio mucho tiempo más que para cambiar de hotel y cenar algo rápido. Estábamos exhaustos y al día siguiente tocaba de nuevo madrugar muchísimo para nuestra siguiente parada: ¡la montaña de los 7 colores!

Machu Picchu… ¡Gracias por todo!